martes, 14 de junio de 2011

Ten cuidado con lo que deseas, puedes llegar a conseguirlo...

Cuando deseas a alguien tanto que a veces crees que no puedes hacer nada sin esa persona, cuando piensas que todo puede ser increíble, cuando haces mil planes imaginándote en infinidad de situaciones, esperas meses, incluso años y lo consigues, al final parece que no lo haces.
Descubres que no hay brillo en sus ojos, que sonríe con cierta falsedad, que esa mirada pícara que tanto te gustaba ahora solo transmite frialdad, que era más confortable seguir con esos sueños. Al fin y al cabo, después te sientes mal por perder todo ese tiempo esperando porque nada es para tanto... hay que disfrutar con lo que tenemos y dejar de buscar más allá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores