martes, 28 de junio de 2011

Me recuerdas a eso que llaman AMOR.

>> Básicamente quiero que me haga sentir que no estoy desaprovechando mi vida. Quiero que me abra las piernas, no el cielo: pero que lo haga cada noche. Quiero que no me importen sus mentiras porque se deja su alma cuando está conmigo. Quiero que sea generosa porque puede, no por obligación. Quiero que tenga sangre en las venas. Quiero que le dé igual lo que yo haga cuando no esté con ella porque sabe que no voy a encontrar a nadie mejor. Quiero que me tiemblen las rodillas cuando me agarre la nuca. Y sobre todo, quiero que sepa que aunque conozca a un billón de tías por minuto, ninguna se acercará a una milésima parte de lo que es ella. <<


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores